Konnichiwa!

2 comentarios



¡Hola! Mi nombre es Dana y soy estudiante de segundo de japonés en la Escuela Oficial de Idiomas. La finalidad de este blog no es otra que el compartir mis apuntes y notas de clase con todo aquel al que le interese el idioma. Soy consciente de que hay cientos de páginas ahí fuera con todo tipo de información para aprender japonés, un idioma y una cultura que fascina a muchas personas en el mundo. Este blog se realizó de manera privada, pero creo que es una buena idea compartir las cosas, más cuando están explicadas de forma sencilla. Por supuesto, soy de la opinión de que uno no aprende un idioma sólo por leer apuntes y libros; hacen falta explicaciones a las dudas que van surgiendo en el día a día, y una mano maestra que te guíe. También la pronunciación es importante, y eso sólo se puede conseguir con un buen curso de audio o con un profesor (afortunadamente en el caso del español, el japonés nos resulta fácil de pronunciar, y todo aquel que vea anime o cine japonés ya podrá pronunciar sin dificultad).
La asimilación del orden de los trazos de los kanjis y los kanjis en sí es otro motivo importante para asistir a clases. Sería engañoso decir que uno puede aprender por su cuenta, sin motivación (y a veces por la fuerza) externa. Mientras que más se aleja un idioma al nativo propio, mayor es la dificultad, sobre todo en el ámbito de "tratar de figurar" las estructuras gramaticales. La comparación es a veces prácticamente imposible. A eso se le suma que el japonés es un idioma aglutinante (o sea, que en lugar de seguir una cadena de palabras por separado en una estructura, simplemente va agregando partículas o sufijos a la misma palabra, que son las que le dan "matiz" o nos informan de su significado pleno). Me explico:

hataraku: trabajar
hatarakimasu: trabajo

hatarakimasen: no trabajo

hatarakitai: quiero trabajar

hatarakitakunai: no quiero trabajar


etc...

A eso se le suma también la dificultad por matices que presentan las partículas japonesas (que, al igual que nuestras preposiciones, pueden cambiar completamente el significado de una oración).

uchi e: hacia casa
uchi de: en casa


Pero en fín...que tampoco es para desesperarse. Todo el que esté aprendiendo japonés ahora tal vez encuentre estas notas útiles. Tal vez no, pero yo espero que sí. Puede que el japonés no sea fácil, pero tampoco es imposible. :) Ganbatte!